DÍA DEL LIBRO. HOY Y TODOS

Hoy se celebra el Día del Libro. Una buena excusa para recordar la importancia de la lectura y de la cultura en nuestras vidas. Pero no podemos pretender que nuestros hijos e hijas sean lectores en el futuro, si no creamos el hábito lector desde que son niños.
Desde muy pequeños se sienten atraídos por los cuentos, por las narraciones orales, por los álbumes ilustrados. Tenemos que aprovechar este interés hacia las historias e imágenes para "engancharlos" a la lectura, para que los libros se conviertan en sus compañeros de viaje.
Pero, si queremos que esto suceda, no basta con acercarles a los libros, sino que tienen que ver que los adultos también tenemos una estrecha relación con estos objetos. Que los niños y niñas imitan conductas, está demostrado y es sabido por todos. Por ello, es imprescindible ser un buen ejemplo. No podemos exigir a los pequeños que lean, si no nos ven leer nunca a nosotros. 
A este respecto, es muy lamentable que el uso del móvil o de la televisión acapare tanto tiempo en nuestras casas y apenas deje espacio para los libros. Pensando en la redacción de este post, encontré una imagen por internet que resume todo lo que he pretendido transmitir. Por cierto, es de una ilustradora que no conocía llamada Flavita Banana, de la que me he hecho fan absoluta. ¡Menudo descubrimiento!
Pues aquí os dejo, para conmemorar este día y para aportar mi granito de arena a la causa lectora, un vídeo del cuento Mira mira en África, de la editorial SM. Que lo disfruten los peques. Y más abajo una propuesta de actividad.


La propuesta de actividad que os traigo, la he pensado especialmente para hoy, pero es un proyecto a largo plazo. Vamos a titularla Mi libro de los animales. Consiste en lo siguiente:

Podéis hacer con los peques un libro a partir de algunos de los animales que aparecen en este cuento y de otros que iré contando. Haceros una portada. Yo os dejo un ejemplo que podéis imprimir si queréis. 

La idea es ir conociendo los animales que salgan en los cuentos. Para ello, necesitamos una imagen con la que poder trabajar la expresión plástica. Por ejemplo, en este libro aparecen animales de la sabana como los siguientes que he dibujado para que mi hija los pintara.
 

Como veis, he puesto unas líneas para que los peques que están aprendiendo a escribir puedan poner el nombre del animal que corresponde.
Intentad utilizar diferentes técnicas para decorar los animales. Esto va a depender mucho de la edad de los peques. En el caso de mi hija:

 
Buscando algo que todos podamos tener en casa, dada la situación actual, se me ocurrió que podía hacer las manchitas del leopardo con un pintalabios, marcándolas con su huella.

 
Para el cocodrilo utilizamos pintura de dedos de dos tonos de verde y un trozo de plástico de burbujas para darle la textura de escamas. Se pinta el plástico y luego se pone sobre el papel. 

Esta cebra la he pintado yo con rotulador para mostraros un ejemplo de otra técnica más.

Finalmente, podéis anotar algo sobre el animal: cómo es, cuál es su hábitat, de qué se alimenta, etc. De este modo si veis el libro juntos, ya tenéis algo para contarles y si están empezando a leer, puede ser muy motivador para ellos leer algo que ha escrito mamá o papá. Podría ser algo así:
Espero que os haya gustado mi propuesta de actividad. La iré ampliando a medida que cuente cuentos en los que salgan animales (en estas edades, muchos). Os recomiendo que cuando tengáis una buena cantidad, lo encuadernéis para que así los peques puedan manejarlo mejor y verlo cuando se les antoje.

Comentarios

Entradas populares