28/6/14

La escuela infantil Las Nubes le mete un gol a Florentino Pérez

Sofía Pérez Mendoza 
EL DIARIO.ES (23/06/14)


El Tribunal Administrativo de Contratación Pública de la Comunidad de Madrid ha paralizado cautelarmente el concurso público de dos escuelas infantiles de gestión indirecta: Las Nubes (Retiro) y Aguadulce (Tetuán).
Las familias y las educadoras llevan meses luchando por evitar la entrada de grandes empresas sin especialización pedagógica, como Eulen o Clece (propiedad de Florentino Pérez), en la prestación del servicio.
Si la cuestión no se resuelve en breve, el Ayuntamiento tendrá que conceder una prórroga de un año a los actuales equipos educativos.
"Les hemos marcado un gol, aunque esto no significa haber ganado el partido". Carlos Aguilera y Miriam Pedregal, una de las familias de Las Nubes, dejan sentir su alegría al otro lado del teléfono. Llevan meses peleando por que la escuela infantil de su hijo continúe siendo gestionada por la cooperativa de educadoras que lleva haciéndolo 10 años. Hoy, tras recibir el auto del Tribunal Administrativo de Contratación Pública de la Comunidad de Madrid, sienten la victoria un poco más cerca.
La Asociación de Padres y Madres de Las Nubes, al ver al actual equipo directivo ahogado por unos pliegos de contratación que arrinconan a las cooperativas de educadoras en favor de grandes empresas, decidió quemar su última bala en los tribunales. Presentó, con el apoyo de una concejala del Grupo Municipal socialista en el Ayuntamiento de Madrid, María de Sande, un recurso especial en el Tribunal Administrativo de Contratación Pública de la Comunidad contra el decreto de 26 de mayo por el que se aprueban los pliegos del contrato de gestión del servicio público educativo de la escuela infantil Las Nubes.
Solicitaban, por un lado, la estimación de dicho recurso y, por otro, la suspensión de la tramitación del expediente de contratación. Es decir, una medida cautelar que permitiera paralizar un proceso que se asumía ya como imparable.
En el momento en el que las familias, agrupadas en el AMPA, presentaron el recurso ya había finalizado el plazo para la presentación de las propuestas que iban a competir en el concurso. La cooperativa de Las Nubes, y también la de Aguadulce –la otra escuela cuyos pliegos se han frenado– habían entregado su proyecto educativo y económico, aunque las posibilidades de continuidad en la gestión eran prácticamente nulas.
El mejor postor –o el peor, según se mire–, es decir, la empresa que ofreciera al Ayuntamiento el servicio por un precio inferior, tenía hasta hoy todas las de ganar. Al primar la oferta económica, grandes corporaciones sin especialización en gestión educativa, como Eulen (inicialmente dedicada a la limpieza) o Clece, la vertiente de servicios de la constructora ACS, propiedad de Florentino Pérez, corren con ventaja. Clece ya gestiona 86 escuelas en España y tiene a su cargo 7.500 niños.
El tiempo apremiaba y la única salida de las familias, a menos a corto plazo, era solicitar medidas cautelares que pusieran freno al concurso público. Para sorpresa de padres, madres y educadoras, el Tribunal de Contratación de la Comunidad de Madrid, comunica en su auto la "suspensión automática del expediente de contratación en fase de adjudicación", una medida que tiene por objeto, según el mismo documento, "evitar que con la formalización del contrato se puedan consolidar situaciones de ilegalidad e impedir que se causen otros perjuicios a los interesados afectados".
"Es una alegría tremenda. Casi diría que es una decisión histórica porque no ha pasado nunca. Pero hay que tomar estas noticias con todas las cautelas porque el tribunal todavía no se ha pronunciado sobre el fondo de la cuestión", dice Carlos. "En la Junta de Distrito –añade– están que trinan porque ya no hay tiempo para plantear un nuevo concurso y todo apunta a que, de no resolverse el recurso en un plazo breve de tiempo, el Ayuntamiento tendría que conceder la prórroga de un año en la gestión a las actuales cooperativas".
Es la petición que las familias de las ocho escuelas infantiles que han salido a concurso en mayo trasladaron sin éxito al Consistorio. Ahora, el Gobierno municipal tendrá, si es que así le obliga finalmente el Tribunal de Contratación por una cuestión de tiempos, que hacer efectiva esa concesión.
El auto, según se especifica en el propio documento, no puede ser recurrido. El optimismo, después de tanta derrota, lucha por hacerse un hueco en las aulas de Las Nubes y Aguadulce. Los otros seis centros educativos afectados también han iniciado una pugna legal que, de momento, no tiene respuesta.
"Era la primera acción judicial que emprendíamos y parece que está saliendo bien", señala Carlos. Junto al resto de familias, espera impaciente el pronunciamiento del órgano judicial. Tienen fuerza para rato. "Si es que esta vía no prospera, buscaremos otras", concluye. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

DÉJANOS TU COMENTARIO