20/11/10

CONVENCIÓN INTERNACIONAL SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO

Tras la I Guerra Mundial y, dada la situación lamentable en la que había desembocado, la Sociedad de Naciones, aprobó en 1924 la primera Declaración de Derechos del Niño, redactada por Eglantyne Jebb, fundadora de la organización internacional Save the Children.
Después de la II Guerra Mundial, las Naciones Unidas aprobaron en 1948 la Declaración Universal de los Derechos Humanos que, implícitamente, incluía los derechos del niño; sin embargo, posteriormente se llegó al convencimiento de que las particulares necesidades de los niños debían estar especialmente enunciadas y protegidas. Por ello, la Asamblea General de la ONU, aprobó en 1959 una segunda Declaración de los Derechos del Niño, que desarrollaba el contenido de la anterior.
Una declaración es una manifestación colectiva de principios, sin que nadie de hecho, esté obligado a cumplirla.
 A partir de 1979, con ocasión del Año Internacional del Niño, se comenzó a discutir una nueva declaración de derechos del niño, fundada en nuevos principios. Como consecuencia de este debate, el 20 de noviembre de 1989, la ONU aprobó la Convención sobre los Derechos del Niño.
La nueva redacción, además de aumentar el número de derechos referidos a casuísticas que anteriormente no se consideraron, incluyó importantes matices en algunos de los ya existentes.
Una convención es un tratado multilateral que los países firmantes se obligan a cumplir; por lo tanto, la ratificación de esta norma supone que su articulado pasa a constituir cuerpo de ley en las naciones firmantes.
España la ratificó el 30 de noviembre de 1990 y, las diferentes leyes de carácter estatal o autonómico que han reglamentado derechos y garantías para la infancia siempre hacen mención a este cuerpo jurídico como inspirador.
En cuanto al contenido de la Convención, destacamos lo siguiente:
·        Eleva al niño a la categoría de ciudadano.
·       Se fundamenta sobre conceptos clave como son el interés superior del niño o la niña, la no discriminación, la supervivencia y desarrollo y la participación infantil.
·        Reconoce el principio a favor de la familia como medio natural para el crecimiento.
·       Reconoce el principio de protección  y cuidado especial del niño, debido a su falta de madurez física y mental.
·        Define los derechos reconocidos a los niños así como las obligaciones de los Estados Parte que la firmen.
La Convención sobre los Derechos del Niño es el tratado internacional que ha conseguido reunir el mayor número de Estados parte. Pero en muchos casos se quedó, como puede verse en la actualidad, en papel mojado.

(*Elaborado con apuntes de la profesora Paloma Sainz de Vicuña)



2 comentarios :

  1. Es un gran avance que vale la pena no olvidar!!!! La declaración de los derechos de los niños fue una gran conquista de la humanidad: considerar al niño como un individuo de plenos derechos cuando, hasta ese momento, la infancia ni existía.

    Gracias por este post i enhorabuena por la iniciativa del blog!

    Isabel
    http://cafepedagogic.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  2. conoces http://www.baalya.es/ ??

    ResponderEliminar

DÉJANOS TU COMENTARIO