4/7/16

¿UNA TITULACIÓN ÚNICA?


Hoy cerramos el curso con un tema de debate sobre la Educación Infantil: La unificación de las titulaciones. Primero os dejo un artículo de Alicia Alonso y a continuación, y en la misma línea, una imagen que he elaborado a modo de reflexión.





23/5/16

NUEVO GRADO EN LENGUA DE SIGNOS

Hace unos días llegó a mis oídos la noticia de que la Lengua de Signos es una carrera universitaria. La noticia es cierta, y es que pronto habrá una carrera universitaria que forme a los estudiantes en el conocimiento y uso de la lengua de signos.

Yo fui una de esas personas que estudió el Ciclo Superior de Lengua de Signos Española (L.S.E.); pero la verdad es, que si uno se quiere profesionalizar como intérprete, el ciclo se quedaba corto, ya que aprender la lengua de signos es como aprender otro idioma. Así pues, considero una noticia excelente que esté en proyecto un nuevo Grado. Una de las primeras universidades que lo implantará será la Universidad Rey Juan Carlos.

Con este Grado los y las estudiantes adquirirán conocimientos avanzados y profundos sobre la Comunidad Sorda y Sordociega, sus aspectos socioculturales y de desarrollo, así como sus necesidades específicas de cara a garantizar la plena inclusión, al obtener, además, una formación sólida en el desarrollo de técnicas de guía interpretación de personas sordociegas. Además, se adquirirán conocimientos especializados acerca de la Lengua de Signos Española, su lingüística y su aplicación en diferentes ámbitos profesionales, así como de otros dispositivos, productos y metodologías de especial importancia para las personas con discapacidad auditiva, sordera y/o sordoceguera.

Si queréis ver el itinerario completo u otra información, pinchad en este enlaceImagino, que a los estudiantes de F.P. les convalidarán bastantes créditos, al igual que se convalidan créditos en el Grado de Infantil si vienes del Ciclo Superior.

Por otro lado tenemos que decir, que en el primer ciclo de Educación Infantil, se tiene como objetivo la inclusión en el aula de los alumnos y alumnas con necesidades educativas especiales. En el caso de los niños y niñas sordos, sería muy conveniente (dependiendo del grado y de su forma de comunicación), el conocimiento por parte del equipo educativo de algunos aspectos básicos de la lengua de signos, aunque lo más indicado, como en otro tipo de discapacidad, sería un apoyo personal, con el que lamentablemente, no se puede contarEn algunos casos de discapacidad intelectual, el apoyo al lenguaje verbal mediante signos es muy eficaz para la comunicación, para hacerse entender.

Ya en alguna ocasión hemos hablado de la lengua de signos en este blog. Os dejamos una entrada pasada sobre este tema.

En cuanto a centros de infantil especializados en niños y niñas sordos, conocemos alguna escuela con un proyecto muy interesante. Se llama Piruetas y está en el barrio de San Blas, en Madrid. Yo la he visitado cuando estudiaba el ciclo de L.S.E. y todos quedamos asombrados por lo bien que trabajan. Llevan a cabo un proyecto educativo bilingüe en el que conviven niños sordos y oyentes de 0 a 3 años de edad. Se considera bicultural, bilingüe e inclusiva, propulsora de una educación compartida entre niños/as sordos y oyentes.

Cada vez se va normalizando más la situación de las personas sordas y con mayor frecuencia podemos ver en la tele a intérpretes de lengua de signos (sobre todo ahora en campaña, jeje). Lo cierto es que el que se cree este nuevo grado es un paso importante para la inclusión de la comunidad sorda en la sociedad y desde aquí lo celebramos.


2/5/16

HABLAR POR LOS CODOS

He querido titular así esta entrada, copiando el título de uno de los epígrafes del capítulo 3, "Desarrollo cognitivo y de la comunicación", del libro de Gema Paniagua y Jesús Palacios, que ya os he recomendado en otras ocasiones.

A principios de curso se me ocurrió apuntar en un folio las palabras que más pronunciaban los niños y niñas de mi aula, algunas conversaciones significativas, expresiones llamativas, etc.

Desde septiembre hasta ahora, he podido observar una rápida evolución y un incremento importante del vocabulario.

Algunas de las expresiones más recurrentes las he reflejado en pequeños bocadillos que he pegado en la pared a modo de documentación. Espero que os guste y os animo a hacerlo ya que el proceso es divertido y además, a las familias también les ha gustado. (Por cierto, Patri soy yo, por eso a veces les digo que me van a borrar el nombre).







23/4/16

LA PEQUEÑA ORUGA GLOTONA

Hoy se conmemora el Día del Libro y por ello publicamos este post dedicado a otro de los álbumes ilustrados preferidos por los niños: La pequeña oruga glotona, de Eric Carle.

Cómpralo aquí

Con esta lectura se pueden trabajar multitud de contenidos, como por ejemplo:

  • Los números cardinales y ordinales del 1 al 7.
  • El conteo.
  • Los días de la semana.
  • Los alimentos y hábitos saludables.
  • Los colores.
  • La metamorfosis del gusano en mariposa.
  • Etc.

Como actividades complementarias proponemos las siguientes:
  1. Crear una gran oruga entre todos para decorar nuestra clase

                          


  2. Pintar una oruga individualmente

                           

  3. Elaborar un juego (éste consiste en ir contando el cuento y pedir  los niños que le den a la oruga los alimentos que se van nombrando)

                           

Y para terminar, os dejamos, como en otras ocasiones, un vídeo de la lectura del cuento:






17/4/16

CÓMO AYUDAR EN EL CONTROL DE ESFÍNTERES

Alrededor de los 20-24 meses es el momento para empezar con el control de esfínteres; pero al igual que ocurre con otros aprendizajes, la adquisición del control de esfínteres tiene una serie de prerrequisitos madurativos

  • El niño/a debe conocer y entender el significado de ciertas palabras clave (pis, caca, mojado, sucio, seco, limpio, orinal, etc.).
  • Tiene que ser capaz de asociar sensaciones corporales con los términos pis y caca. También tiene que darse cuenta de que hay sensaciones que ocurren antes de sentirse mojado o sucio para poder pedir ayuda.
  • Tiene que haber visto a otros hacer esas cosas en el lugar apropiado, utilizando las palabras o explicaciones oportunas.
  • Debe tener desarrolladas unas condiciones básicas físicas y psicomotoras que le permitan realizar el control con una paulatina autonomía.
  • Por último, debe ser capaz de comunicar mediante el lenguaje verbal o gestual lo que le ocurre.

El proceso del control de esfínteres ha de seguir los siguientes pasos:
  1. Introducción del orinal: Al principio será un objeto más que se pondrá a su disposición para que, a través de su manipulación y juego libre, lo llegue a conocer y se evite así su rechazo. Poco a poco le iremos invitando a sentarse en él durante breves espacios temporales planteados como un juego más dentro del aula. Aunque el orinal esté vacío, se elogiará al niño por esta primera aproximación y por las primeras independencias del pañal.
  2. Retirada parcial del pañal: Al principio podemos combinar el orinal con los pañales, invitándole a sentarse entre pequeños espacios de tiempo, para progresivamente ir aumentando el espacio temporal entre un pañal y otro. Cuando lleve cierto tiempo en que no normalmente el pañal está seco, podemos retirarlo hasta la hora de dormir. 
  3. El paso al inodoro: Cuando el control esté más afianzado y sea constante, se combinarán los momentos del orinal con las primeras aproximaciones al inodoro. Siempre supervisado por el adulto y con la participación del niño hasta que lo termine haciéndolo solo.
  4. Retirada completa del pañal: Posteriormente, retiraremos el pañal en la siesta y ya cuando el niño tenga más dominio y aguante, se retirará completamente incluyendo el de la noche.

Actitudes que hay que evitar:
  • Tener prisas por quitarle el pañal, adelantando el aprendizaje cuando el niño aún no está preparado para ello.
  • Presionar al niño.
  • Usar amenazas, riñas o castigos (lo cual genera una tensión y frustración que va a provocar accidentes más fácilmente).
  • Ridiculizar al niño y usar comparaciones.
  • Sentarlo en el orinal o váter a la fuerza.

Aspectos a tener en cuenta:
  • No todos los niños están preparados al mismo tiempo, cada uno tiene su momento.
  • Es necesario coordinarse con las familias para no caer en actos contradictorios.
  • No siempre es un proceso lineal; a menudo ocurren escapes y retrocesos. En estos casos hay que buscar la causa y nunca culpabilizar al menor.
  • Tenemos que buscar la autonomía del niño en esta tarea: bajarse el pantalón solo, quitarse el pañal, coger el orinal...
  • Debemos asociar al control de esfínteres otras acciones relacionadas con la higiene: limpiarse, tirar de la cisterna, lavarse las manos, etc.)
  • El aprendizaje del control de esfínteres también es una actividad educativa.

A continuación os dejamos una serie de cuentos que pueden acompañar a los niños y niñas en estos momentos de aprendizaje y aumentar su motivación:



            
Cómpralo aquí
Cómpralo aquí 

                            
             
Cómpralo aquí 
Cómpralo aquí 

BIBLIOGRAFÍA:
- Rodríguez, A.J. y Zehag, M. F.: Autonomía personal y salud infantil. Madrid: Editex, 2009.
- Paniagua, G. y Palacios, J.: Educación Infantil. Respuesta educativa a la diversidad. Madrid: Alianza Editorial. 2012.